Category Archives: Parabolas de Vida

Probar algo nuevo cada 30 días

Hay veces en que uno se siente como atascado en uno mismo, en su propio desarrollo. Los que trabajamos en el plano del proceso creativo necesitamos siempre estar frescos y superando los ciclos de estrés para no saturar nuestro cerebro y permitirnos crear algo nuevo y bueno.

¿Qué hacer cuando pasamos por una etapa de “crisis creativa” o “crisis de desarrollo”? Hoy decidí tomar el reto de algo que había visto muy por encima cuando visitaba el blog de Matt Cutts, crear y crecer adoptando algo nuevo.

El concepto de la idea presentada en este video plantea el comenzar algo que siempre hayamos querido hacer pero nosotros mismos no hayamos tenido iniciativa para ponernos manos a la obra. Comenzar por realizar esa tarea como un reto de algo nuevo y ver si funcionaba después de todo o no.

Después de todo, como se indica en el video, 30 días es un período de tiempo que bien podría definir si decidimos continuar con ese nuevo buen hábito que se nos hace natural, u optar por dejar de considerarlo por completo.

Aprender a tocar guitarra, escribir un libro, ejercitarse, pintar un cuadro, dibujar, propongámosnos el tema y comencemos con el nuevo reto. Yo inicio el mes que viene. A ver qué se me va ocurriendo… comienza el count down.

Randy Pausch: La última lección

Imagina que te anuncian que en breve morirás y debes dictar, sin ser profesor, la mejor clase de tu vida, resumiendo, desde tu perspectiva, cómo se debe vivir, qué es lo que realmente importa. ¿Dinero? El dinero no compra suficiente salud como para evitar la muerte.

En esta charla, Randy Pausch, diagnosticado con un cáncer terminal que le da, se dirige a un grupo de 400 estudiantes, en septiembre de 2007, donde da sus apreciaciones de vida, sus tips de cómo vivir. Si bien muchos de nosotros tenemos presentes muchas de estas cosas, a veces las olvidamos o no las queremos ver (y hago un mea culpa con esto).

Randy, murió menos de 1 año después (el 25 de julio de 2008), pero nos muestra que aún, por más adultos que seamos, no dejamos de aprender, no dejamos de escuchar o de leer consejos. Gracias, Randy, tu experiencia de vida ayudará a muchos, tu humor y esas ganas de vivir, sin dejarse arrasar por la tristeza o el desánimo, son dignos de admiración. Vean el video.

A veces es bueno saber decir que NO

Ese día fui como todos los sábados de las 2 semanas anteriores a un curso que se había organizado en mi universidad. A diferencia de los veranos anteriores esta vez decidí inscribirme a sugerencia de algunos amigos y es que quería tener alguna actividad académica asociada que realizar, puesto que no mematriculé en ningún curso de mi carrera (como todos los veranos desde que ingresé) porque los profesores asignados no me convencían (en calidad) para nada.

El asunto es que la semana anterior a ese sábado (de la semana pasada) el profesor del curso taller, al cual llamaré profesor Dorian, nos había informado que la iniciativa final de nuestro pequeño cursito taller había llegado a oídos de entes universitarios de “arriba” y habían decidido que nos brindarían toda la información necesaria para poder lograr nuestro cometido que involucraría una mejora para toda la universidad.

Así fue que todos los 11 grupos se encontraban bastante emocionados con lo que podría venir y el qué cosas podríamos aprender. Sin embargo ese sábado último nos comentó que el asunto se había puesto más interesante y en lugar de durar unas 3 semanas luego de finalizado el taller (tiempo de preparación para la exposición final), éste se podría prolongar (por lo menos) un par de meses más, puesto que ahora había de por medio un concurso.

Concurso, competencia, reconocimiento. El profesor Dorian, que es un profesional que maneja mucho del tema que nos enseñaba, nos explicó, mientras nos comentaba la nueva situación, que el concurso se daría gracias a la colaboración de la oficina de Calidad Universitaria. El premio… como no podía ser de otra manera a la gente siempre le gusta ganar… ganar algo, pero ganar. El premio no podría encontrarse fuera de las preguntas de ley por parte de los alumnos.

El premio consistía (consiste, puesto que aún no ha variado y probablemente se dé ese o se engrose) en 2 PREMIOS. Así es, dos premios que serían entregados a UN solo ganador de los 11 grupos concursantes. El primer premio consiste en la OPORTUNIDAD de realizar prácticas en una empresa (X). Es decir, ese premio era tan interesante como jugar buscaminas en una intel 386, a menos que se trate de una empresa transnacional tipo Microsoft o ¿por qué no? Google.

El segundo premio consiste en salir en la radio. Omfg!!! Hacerse famoso. Bueno, tal vez podrías hacerte famoso si te entrevistan en CPN o RPP pero la radio en la cual tendrías la oportunidad de salir era “Radio Miraflores” y en la del programa del “Colegio de Ingenieros del Perú”. Creo que prefiero “La Hora del Lonchecito” pero de todas maneras es un premio a tener en cuenta porque la gente que las escucha (sobre todo la de los ingenieros) podía encontrarse interesada y funcionar como salida para que otras radios más reconocidas llamen al equipo ganador.

Continue reading

3 Consejos

Usualmente las cadenas que llegan a los correos me parecen mierda, empero este correo me pareció tan interesante, y con una historia tan bonita, que no dudé en querer ponerla aqui para compartirla con cualquiera que se tome la molestia de leerla. Espero les guste tanto como a mi.

camino

3 CONSEJOS

Una pareja de recién casados era muy pobre y vivía de los favores de un pueblito del interior. Un día el marido le hizo la siguiente propuesta a su esposa:

‘Querida yo voy a salir de la casa, voy a viajar bien lejos, buscar un empleo y trabajar hasta tener condiciones para regresar y darte una vida mas cómoda y digna. No se cuanto tiempo voy a estar lejos, solo te pido una cosa,
que me esperes y mientras yo este lejos, seas fiel a mi, pues yo te seré fiel a ti.’

Así, siendo joven aun. Camino muchos días a pie, hasta encontrar un hacendado que estaba necesitando de alguien para ayudarlo en su hacienda.

El joven llego y se ofreció para trabajar y fue aceptado.

Pidió hacer un trato con su jefe, el cual fue aceptado también.
El pacto fue el siguiente:

‘Déjeme trabajar por el tiempo que yo quiera y cuando yo encuentre que
debo irme , el señor me libera de mis obligaciones: Yo no quiero recibir mi salario. Le pido al señor que lo coloque en una cuenta de ahorro hasta
el día en que me vaya.

El día que yo salga. usted me dará el dinero que yo haya ganado.’

Estando ambos de acuerdo. Aquel joven trabajo durante 20 años, sin vacaciones y sin descanso. Después de veinte años se acerco a su patrón y le dijo:

‘Patrón, yo quiero mi dinero, pues quiero regresar a mi casa.’

El patrón le respondió: ‘Muy bien, hicimos un pacto y voy a cumplirlo, solo que antes quiero hacerte una propuesta, esta bien?

Yo te doy tu dinero y te vas, o te doy tres consejos y no te doy el dinero y te vas. Si yo te doy el dinero, no te doy los consejos y viceversa.

Vete a tu cuarto, piénsalo y después me das la respuesta..’

El pensó durante dos días, busco al patrón y le dijo: ‘QUIERO LOS TRES CONSEJOS’

El patrón le recordó: ‘Si te doy los consejos, no te doy el dinero.’

Y el empleado respondió: ‘Quiero los consejos’

El patrón entonces le aconsejo:

Continue reading